Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

El Autoconcepto es un término que refiere a todas las características que conocemos de nosotros mismos, tanto las fortalezas como las debilidades. Efectivamente, el autoconcepto es la base principal de la autoestima, es decir, la autovaloración. Para poder aceptarnos debemos indagar todas las cualidades que poseemos y porqué son importantes en nuestras vidas.

Según Carl Rogers, el autoconcepto es la opinión que una persona mantiene sobre sí misma y va debidamente vinculada a un juicio de valor. Consecuentemente, el autoconcepto contiene tres partes:

El Autoconcepto es un término que refiere a todas las características que conocemos de nosotros mismos, tanto las fortalezas como las debilidades. Efectivamente, el autoconcepto es la base principal de la autoestima, es decir, la autovaloración. Para poder aceptarnos debemos indagar todas las cualidades que poseemos y porqué son importantes en nuestras vidas.
  • La Autoimagen: es la representación mental o imagen que una persona tiene de sí misma, considerando todos los atributos que esta posea. Esta es resistente al cambio y sin ser perjudicada bajo los juicios objetivos o subjetivos del resto.
  • La Autoestima: es el conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, emociones y comportamientos que una persona tiene hacia sí mismo. De manera que repercute en la manera de ser, hacia nuestro cuerpo y nuestro carácter.
  • El Autoideal: es la expectativa del “Yo” que una persona tiene sobre sí misma, estas pueden ser características: físicas, emocionales y conductuales. Un concepto que el individuo utiliza para evolucionar como persona.

¿Cómo llegar a un autoconcepto?

La forma más efectiva de llegar a conocernos a nosotros mismos es en la interacción con los demás. Sin embargo, no necesariamente preguntar cómo somos a los demás, sino ver más bien cómo reaccionamos ante las circunstancias. Las buenas y las terribles. Registrar cómo reaccionamos ante los demás, qué pensamos de ellos, cómo nos comparamos, qué sentimos. Todas estas son variables que nos ayudarán a comprendernos.

Comparemos además, cómo somos nosotros en soledad. Qué hacemos, qué sentimos, qué pensamos, qué comemos, cómo nos cuidamos.

De igual forma, llevaríamos un registro escrito o mental de lo “bueno” y lo “malo” de nosotros. Esto nos ayudaría a comprender porqué actuamos como actuamos, pensamos como lo hacemos, y las emociones que experimentamos. A demás, con respecto a lo malo, cómo nos ha ayudado a desenvolvernos en el ambiente. Esto nos habilitaría el autoconcepto.

Efectivamente habrá aspectos de nosotros que queremos cambiar, si esto sucede podemos recibir apoyo psicológico. Para aceptar esa parte de nosotros, y desarrollar herramientas para evitar la conducta lo más posible.

FODA

También podemos utilizar la herramienta FODA: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. Dividiremos una hoja en cuatro cuadrantes y escribiremos cada aspecto de nuestra vida. Nuestas fortalezas, las oportunidades de nuestra experiencia, las debilidades que tenemos y las amenazas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar