Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Jean-Antoine Galland, orientalista, aqueólogo, escritor y traductor, es el autor de Aladino y la lámpara maravillosa. Galland empezó a viajar a través del mundo, por su amor de estudiar nuevas culturas. Al conocer India, se enamoró de su cultura, tanto que decidió dedicarle una obra a ella.

Jean-Antoine Galland, orientalista, aqueólogo, escritor y traductor, es el autor de Aladino y la lámpara maravillosa
Retrato de Jean-Antoine Galland

Jean-Antoine Galland nació en Rollot, Francia, el 4 de febrero de 1646, y falleció a los 68 años, en París, el 17 de febrero de 1715. Estudió arqueología en la Collége de France. Sin embargo, su mayor pasión era la literatura. Galland empezó a traducir libros de literatura universal, para comprender mejor cómo debe ser la narración. Una vez adquirido el conocimiento, empezó sus manuscritos de Cuentos Infantiles.

¿De dónde salió la idea?

El autor de Aladino y la lámpara maravillosa, viajó a la India, para conocer la cultura de dicha colonia británica. Al conocer más a fondo sobre su historia, literatura y religión. Quedó fascinado por los “jinnis (genios)”, seres mitológicos indios, quienes eran seres que vivían en otro mundo aparte de los humanos.

Sin embargo, los genios, algunas veces, eran llamados por quienes conocían las oraciones. Asimismo, los genios en agradecimiento, por ingresar al mundo humano, para desatar el caos, concedían tres deseos. Estos deseos, no tenían ningún límite.

Jean-Antoine Galland, orientalista, aqueólogo, escritor y traductor, es el autor de Aladino y la lámpara maravillosa
Representación de “Aladino y la lámpara maravillosa” por Disney.

Galland utilizó la lámpara maravillosa para que cualquiera, Aladino, pudiera conseguir al genio. Ya que, los Jinnis acostumbraban a dormir en espacios pequeños. De manera tal, que los tres deseos que pidió Aladino eran concedidos por la casualidad.

Antoine Galland quería reflejar a sus lectores, la posibilidad de encontrarse oportunidades que harían cumplir sus sueños. Sembrando en los pensamientos “¿qué hubieras deseado?”. Ya que Galland tenía la certeza que, todo lo que nosotros deseamos lo atraemos con nuestra mente.

Ver más en:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar