Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Clasificación del dolor. No existe consenso sobre la clasificación del dolor, ello trae como consecuencia que en la literatura se encuentran múltiples clasificaciones. En este manual, se clasificará según el parámetro de temporalidad y de su fisiopatología.

Clasificación del dolor según su temporalidad

  • Dolor agudo: Es el producido por una lesión tisular causada por un estímulo nociceptivo. A menudo tiene un significado funcional de alarma para el organismo.
  • Dolor crónico: Es el que persiste más allá del tiempo de resolución de la causa o patología que lo originó. Constituye un síndrome o enfermedad. Carece de función protectora. Su característica psicológica es la depresión.
  • Dolor incidental: Es aquel que surge al margen del dolor basal, de forma inusitada, de fuerte intensidad y de difícil control.

Clasificación del dolor según su fisiopatología

Clasificación del dolor. No existe consenso sobre la clasificación del dolor, ello trae como consecuencia que en la literatura se encuentran múltiples clasificaciones. En este manual, se clasificará según el parámetro de temporalidad y de su fisiopatología.
  • Dolor nociceptivo: Es el producido por un exceso de nocicepción. Puede ser somático y visceral.
  • Dolor neuropático: Es el producido por una lesión, disfunción o alteración del SNC o periférico que altera los mecanismos de control, modulación e integración de las vías de transmisión nociceptiva. Comprende el dolor mantenido por el simpático y el síndrome complejo regional doloroso (antiguamente conocido como distrofia simpático refleja o causalgia).

Manejo del Dolor

Para lograr un manejo adecuado del paciente que presenta algún tipo de dolor, es necesario que los médicos apliquen los conocimientos pertinentes sobre sedación, analgesia y sedo-analgesia.

Prescripción de Analgésicos

Para tratar el dolor, es necesario respetar las normas básicas para la prescripción de un analgésico. Estas normas son las siguientes:

  • Conocer la vida media y el ciclo nictemeral del medicamento.
  • No prescribir analgésicos SOS.
  • Mantener concentraciones plasmáticas constantes de los medicamentos.
  • Conocer las dosis equianalgésicas.
  • Saber los efectos colaterales de los medicamentos y prevenir los mismos.
  • Percibir las interacciones de los medicamentos.
  • Administrar los analgésicos por un tiempo determinado, en función de la tolerancia del medicamento, de la presencia de efectos adversos y, sobre todo, de la persistencia de la etiología del dolor.

Es importante advertir que la vía de administración intramuscular se caracteriza por una absorción errática, no mantiene concentraciones plasmáticas constantes y es, además, generadora de dolor.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar