Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Decubito dorsal. También se le conoce como decubito prono o cubito ventral, es una posición corporal del ser humano la cual se basa en la postura tendido boca arriba o boca abajo. Es decir, cuando nosotros nos acostamos, estamos practicando la posición decubito dorsal, o muy bien cubito ventral o decubito prono.

  • Decubito Prono: Posición corporal boca abajo.
  • Decubito Supino: Posición corporal boca arriba.
Decubito dorsal. También se le conoce como decubito prono o cubito ventral, es una posición corporal del ser humano la cual se basa en la postura tendido boca arriba o boca abajo. Es decir, cuando nosotros nos acostamos, estamos practicando la posición decubito dorsal, o muy bien cubito ventral o decubito prono.

Flexibilidad, decubito dorsal.

La flexidad es la capacidad física que permite al individuo la realización de movimientos articulares con gran amplitud y sin riesgo de lesionarse.

Al realizar ejercicios de flexibilidad mejoramos nuestra agilidad y ejecutamos mejor las técnicas de diversos ejercicios como girar, saltar, correr.

La flexibilidad se puede desarrollar a través de diversos ejercicios de movilidad articular, la elongación muscular y de cubito dorsal.

  • Movilidad articular. Consiste en ejecutar un movimiento de manera insistente en cada una de las articulaciones. Esto tiene como objetivo alcanzar la máxima amplitud en la articulación ejercitada. Por ejemplo podemos mover varias veces la cadera hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo.
  • Elognación muscular. Cosiste en realizar diversos movimientos articulares alcanzando la máxima amplitud en cada uno de ellos. Estos ejercicios se ejecutan en una sola repetición muy lentamente sosteniendo por algunos segundos la posición de máxima amplitud. Por ejemplo llevar las manos a la punta de los pies sin doblar las rodillas durante 20 segundos.
  • Decubito dorsal. También se le conoce como decubito prono o cubito ventral, es una posición corporal del ser humano la cual se basa en la postura tendido boca arriba o boca abajo. Es decir, cuando nosotros nos acostamos, estamos practicando la posición decubito dorsal, o muy bien cubito ventral o decubito prono.

La Columna Vertebral

Los huesos propios de la columna vertebral son los que corresponden a la estructura ósea vertical colocada dorsal y verticalmente en los seres humanos y en los primates, que está constituida por una serie de huesos menores y da cabida en su interior a la medula espinal.

Consiste en un eje óseo que ocupa la parte dorsal y central del cuerpo. Es un conjunto esencial de la armadura que forma el esqueleto, quizás el más importante desde el punto de vista arquitectónico, puesto que sobre esta columna ósea descansa la cabeza, en su parte media presta apoyo al armazón que es el tórax y, más abajo, a los huesos que forman la pelvis.

La columna vertebral está constituida por piezas óseas discales; la superposición de estos discos, en número 33 o 34, da lugar a una alta columna que, desde la base del cráneo hasta las partes posterior e inferior de la pelvis, va armando sucesivamente el eje óseo del cuello, del dorso y de la región lumbar y que en la pelvis es su parte posterior. Los discos óseos tienen carácteres comunes que los diferencian de los demás huesos, lo cual permite reunirlos en un grupo con el nombre de vértebras; pero, a su vez, entre éstas se advierten diferencias según pertenezcan a:

  • La región del cuello (vértebras cervicales, 7),
  • a la región dorsal (vértebras dorsales, 12),
  • región lumbar (vértebras lumbares, 5)
  • y la región pélvica ( vértebras sacro-coxígenas, 9 o 10).

Las vértebras de la región pélvica o vértebras socrocoxígeas, en número de 9 o 10, se hallan soldadas entre sí, formando dos huesos: el sacro y el coxis. El sacro, conjunto de cinco vértebras soldadas, es una pirámide de vértice inferior, que describe una concavidad anterior. Lateralmente se articula con los huesos coxales. El coxis es el segmento inferior de la columna vertebral y está aplicado al vértice del sacro; en realidad, se trata de cuatro o cinco vértebras atrofíadas. En el hombre constituye un rudimento de la cola de los mamíferos.

Dentro de cada región existen vértebras con caracteres peculiares; sólo mencionaremos como más destacadas las que han merecido nombres propios, las dos primeras vértebras cervicales: atlas, que sostiene la cabeza, y axis.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar