Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Para identificar aquellas mujeres que tienen el mayor riesgo y que requerirán una evaluación más minuciosa, es esencial que la evaluación clínica inicial sea precisa. El diagnóstico correcto prevendrá la utilización de tratamientos innecesarios, el dolor crónico debilitante y, quizás en las afectadas más jóvenes, la infertilidad.

La endometriosis casi siempre se detecta en mujeres en edad reproductora, principalmente entre los 25 y 29 años. También puede encontrarse en adolescentes muy jóvenes, en especial en las que tienen una obstrucción parcial o completa debido a anomalías del conducto de Müller, por ejemplo, atresia cervical o unas astas uterinas rudimentarias obstruidas.
También se ha descrito endometriosis en mujeres posmenopáusicas, según el Registro de la Asociación de Endometriosis de Estados Unidos.

Es importante obtener una historia detallada para identificar la presencia de cualquier factor de riesgo y es esencial interrogar sobre la historia familiar porque cada vez hay más datos sobre el componente genético de la enfermedad. Los miembros de la misma familia también pueden compartir unas condiciones ambientales similares. Cuando hay historia familiar de la enfermedad, la endometriosis tiende a encontrarse en estadios más avanzados y se comporta de una manera más agresiva el momento su presentación.

Signos y síntomas

Los síntomas más frecuentes de la endometriosis son la dismenorrea y el dolor pélvico crónico que no se alivia con analgésicos. Más de la mitad de las pacientes afectadas se queja de dolor unilateral o bilateral que comienza, típicamente, 1-2 días antes de la menstruación y que persiste durante todo el flujo. También son síntomas frecuentes la presión en el
recto y la lumbalgia.

La intensidad del dolor no se correlaciona con el estadio de la enfermedad. Las pacientes que tienen endometriosis mínima o leve pueden tener una enfermedad activa y síntomas significativos, mientras que las que tienen endometriosis severa podrían no tener absolutamente nada de dolor.

Más del 50% de las mujeres que tienen dolor pélvico y dismenorrea tiene
endometriosis en la laparoscopia.

La profundidad de la infiltración de la endometriosis en los ligamentos
uterosacros y en el tabique rectovaginal se asocia positivamente a dolor pélvico y dispareunia. Muchas de estas pacientes también se quejan de dolor con la defecación durante la menstruación (disquezia). El dolor en las fosas ilíacas y en los flancos indicaría la afectación de los uréteres, lo que le provoca hematuria y disuria.

La hemorragia rectal se presenta en el 20% de las pacientes que tienen endometriosis intestinal significativa. Muy ocasionalmente, el dolor abdominal agudo es el síntoma de presentación cuando se rompe o sangra un endometrioma.

La enfermedad puede aparecer en forma de cicatrices abdominales como consecuencia de una cirugía previa p. ej. una cesárea, provocan un dolor cíclico superficial, molestias e inflamación. En estas pacientes se han descrito todos los tipos de hemorragia anormal, desde el sangrado premenstrual a la oligomenorrea y la hipermenorrea; en ocasiones, pueden haber síntomas atípicos o una hemorragia normal.

Más raramente, la endometriosis se puede presentar como un hemopericardio masivo y agudo. Estos casos pueden deberse al sangrado activo de la endometriosis en la trompa de Falopio, a la rotura espontánea de los vasos que cubren la pared uterina, a un embarazo complicado por la endometriosis, a implantes de endometriosis que sangran y a la rotura de la arteria uterina por la erosión producida por una lesión de endometriosis.

Diagnóstico de endometriosis Historia

• Paciente en edad reproductora

• Ciclo menstrual corto (< 27 días)

• Obstrucción parcial o completa debido a anomalías del conducto de Müller

• Infertilidad o un gran periodo de tiempo transcurrido desde el último embarazo

• Historia familiar de endometriosis

• Paciente con historia de asma, alergia o eczema Síntomas y signos

• Dismenorrea

• Dolor pélvico crónico

• Infertilidad

• Dispareunia

• Sangrado premenstrual

• Irregularidades menstruales

• Lumbalgia

• Molestias gastrointestinales

• Disquezia

Exploración física

• Nodulos en los ligamentos uterosacros

• Masas anexiales debidas a endometriomas (p. ej. quistes de ovario).

• Retroversion fija del útero

Estudios complementarios

• Laparoscopia (la herramienta diagnóstica más útil)

• Microlaparoscopia (mínimamente invasiva)

• Diagnóstico por fluorescencia

• Ecografía (endometriomas)

• RM (endometriomas, adherencias, masas)

• Inmunoensayos (seguimiento del tratamiento)

Procedemos a estudiar la exploración física de la endometriosis: https://www.dragiinfo.com/exploracion-fisica-de-la-endometriosis/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar