Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

El diagnóstico intraoperatorio de la endometriosis, en especial la endometriosis mínima y leve, es muy difícil. Es importante verificar los cambios no pigmentados en la zona peritoneal, ya que estas zonas presentan formas activas de endometriosis. Marcoux y cois, demostraron que las pacientes que tienen endometriosis mínima o leve se benefician de la intervención quirúrgica. Por tanto, el abordaje terapéutico eficiente necesita que el diagnóstico sea suficiente en estas pacientes ya que la laparoscopia no siempre es fidedigna. Malik y cois, introdujeron una nueva herramienta de investigación para el diagnóstico de la endometriosis.

Estas lesiones se pueden identificar después de la aplicación de ácido 5-aminolevulínico y la consecuente iluminación con luz de una determinada longitud de onda, en lo que se denomina diagnóstico por fluorescencia. El refinamiento de esta investigación podría dar sus frutos en el futuro, aumentando la fiabilidad y la exactitud del diagnóstico.

Técnicas de imagen.

El uso selectivo de las técnicas de imagen, la ecografía y la RM, permite establecer la extensión de la enfermedad y la planificación del tratamiento. Otras técnicas (p. ej. la radiografía simple y la TC) consiguen resultados inespecíficos pero pueden ser útiles si se sospecha una endometriosis en la pleura o el intestino.

La ecografía debería realizarse utilizando el abordaje transvaginal. La
fiabilidad de la ecografía depende de la naturaleza de las lesiones. Se ha
dicho que la ecografía tiene una sensibilidad del 80% y una especificidad
del 95% en la detección de los endometriomas. Por el contrario, la sensibi-
lidad de la ecografía en la detección de los implantes focales es mala y pueden ser tan sólo del 10%.

Típicamente, los endometriomas se visualizan como masas predominan-
temente quísticas con paredes finas, a menudo con una potenciación acústica difusa o con ecos internos dispersos. En ocasiones, los endo-
metriomas pueden contener tabiques, ecos posturales o niveles de líquido. La exactitud diagnóstica de la ecografía puede aumentarse con estudios
48 de flujo Doppler. El flujo de sangre de la endometriosis es habitualmente periquístico, especialmente apreciable en la región hiliar y habitualmente se visualiza en vasos espaciados regularmente. Típicamente, el flujo tiene un índice de resistencia por encima de 0,45. Un sistema de puntuación que incluya los parámetros clínicos, el CA-125 (véase Inmunoensayos), la ecografía y el flujo Doppler color consigue una fiabilidad excepcional, con una sensibilidad y una especificidad por encima del 99%.

La Resonancia Magnética (RM)

La RM detecta los endometriomas, las adherencias de ovario y las masas
extraperitoneales. Puede ser útil apreciando cambios del tamaño y del número de las lesiones de endometriosis durante el tratamiento, detectando la invasión de los nervios (como en la endometriosis ciática) e identificando las lesiones de la pared abdominal. Los resultados de la RM no se correlacionan con el estadio de la enfermedad.

La identificación de la endometriosis en la RM se basa en la interpre-
tación de las lesiones hemorrágicas pigmentadas. Las características de la
señal varían según la antigüedad de la hemorragia. Típicamente, la lesión aparece hiperintensa en las imágenes ponderadas en TI e hipointensa en las imágenes ponderadas en T2 (debido a la presencia de desoxihemoglobina y metahemoglobina). La identificación de implantes pequeños mejora con imágenes ponderadas en TI con supresión grasa y no con las imágenes estándar ponderadas en TI y T2. Las imágenes potenciadas con gadolinio no son útiles porque no aportan una mayor información diagnóstica.

Inmunoensayos.

Se han desarrollado tres inmunoensayos en el diagnóstico de la endometriosis: CA-125, proteína placentaria 14 (PP 14) y anticuerpos frente al endometrio. De ellos, el CA-125 parece ser el más prometedor. El CA-125 es un antígeno tumoral del epitelio ovárico que se detecta mediante un anticuerpo monoclonal denominado OC-125. La incidencia de concentraciones elevadas de CA-125 aumenta con la severidad de la enfermedad y las concentraciones medias se correlacionan claramente con el estadio. Sin embargo, como las concentraciones de CA-125 no están elevadas en las formas leves de endometriosis y aumentan durante e inmediatamente después de la menstruación, el CA-125 no es útil como una prueba de despistaje, aunque podría ser de gran valor para la monitorización de los efectos del tratamiento. Sin embargo, el desarrollo de un método de segunda generación ha renovado el interés y este método podría utilizarse 50 con éxito junto a otras exploraciones (p. ej. la ecografía).

Expresión del ARN mensajero de la aromatasa P450.

La aromatasa P450, la enzima que cataliza la conversión de los esteroides C19 (androstendiona y testosterona) a estrona se expresa en el endometrio eutópico de las mujeres que tienen endometriosis pero no en el endometrio de las mujeres de control que no tienen la enfermedad. Se ha propuesto que la detección de la proteina aromatasa P450 podría usarse como prueba de despistaje de la endometriosis en pacientes ambulatorias. Sin embargo, la aromatasa P450 endometrial también se ha asociado a adenomiosis, leiomiomas y carcinoma de endometrio. Además, en un reciente estudio multicéntrico prospectivo se ha demostrado que la elevada incidencia relativa de resultados falsos
negativos y la ausencia de especificidad impedirían su aplicación clínica.

Se han desarrollado nuevas pruebas diagnósticas basadas en el análisis simultáneo de la biopsia de endometrio y de una muestra de sangre periférica. Por ejemplo, se desarrolló la prueba MetrioTest, basada en un estudio clínico, en el que se comparaban los linfocitos T y B, las células citotóxicas naturales y los macrófagos en el endometrio de 173 pacientes con endometriosis y 195 controles normales. Se está desarrollando una investigación más detallada en esta importante área diagnóstica.

Puntos claves: diagnóstico de la endometriosis

•  La endometriosis es un síndrome de la edad reproductora pero puede aparecer también en adolescentes debido a malformaciones de los conductos de Müller o en mujeres menopáuslcas que reciben tratamiento hormonal sustitutivo.

•  La dismenorrea, el dolor pélvico, la Infertilidad y la dlspareunla son síntomas comunes de endometriosis.

•  El dolor pélvico y la dispareunia se asocian a una situación más profunda de los implantes en el ligamento uterosacro y en el tabique rectovaginal.

•  Los hallazgos físicos clásicos consisten en retroversion fija, nodulos a lo largo de los ligamentos uterosacros y masas anexlales.

•  El dolor agudo debe distinguirse de una apendicltis aguda, de enfermedad inflamatoria pélvica (EPI), de la torsión o rotura de un quiste de ovarlo y de un embarazo ectóplco.

•  El dolor crónico debe distinguirse de una EPI crónica, adherencias, síndrome de congestión pélvica, colitis y diverticulitis.

•  La laparoscopia sigue siendo el patrón para el diagnóstico de la endometriosis pélvica; la fluorescencia puede mejorar la exactitud aún más.

•  La ecografía tiene un valor inapreciable para el diagnóstico y seguimiento de los endometrlomas de ovario.

• La resonancia magnética detecta los endometriomas, las adherencias y las masas extraperitoneales.

Procederemos a estudiar el tratamiento medico de la endometriosis: https://www.dragiinfo.com/tratamiento-medico-de-la-endometriosis/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar