Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Los Dolores de Crecimiento. Son dolores que se manifiestan durante la etapa de crecimiento, localizados principalmente en miembros inferiores (muslos, pantorrillas, rodillas) y, ocasionalmente, en miembros superiores, dependiendo del tipo de actividad física. Varían en duración, frecuencia e intensidad, dependiendo del umbral y tolerancia del dolor. Ocurren principalmente al final de la tarde y al despertar.

El crecimiento se hace a expensas de masa ósea, lo que genera un aumento de masa muscular, provocando un estirón, que es la principal causa del dolor.

Los dolores de crecimiento se diagnostican, clínicamente, por la localización. Pueden ser bilaterales más no simétricos, no hay edemas, enrojecimiento, calor local, limitación funcional o dolor al tacto. Se deben descartar, previamente, otras causas del dolor.

Los dolores de crecimiento se diagnostican, clínicamente, por la localización. Pueden ser bilaterales más no simétricos, no hay edemas, enrojecimiento, calor local, limitación funcional o dolor al tacto. Se deben descartar, previamente, otras causas del dolor.

Para el tratamiento se recomiendan medidas locales como masajes practicados por los padres, con o sin ungüentos, calor local y analgésicos tipo acetaminofén.

Dolor Musculoesquelético

En los niños, el dolor de tipo músculoesquelético puede originarse por dolores de crecimiento, trastornos ortopédicos (pies planos, osteocondrosis). Problemas articulares (artritis, sinovitis), traumatismos o enfermedades no ortopédicas (dermatomiositis, fiebre reumática).

Otros tipos de Dolor de Crecimiento.

Se recomienda tratarlos, además del tratamiento etiológico con:

  • Medios físicos como la crioterapia. El frío actúa como un analgésico eficaz, hace más lenta la conducción de las fibras del dolor, reduce la formación de edema y el espasmo muscular.
  • Inmovilización del área afectada, elevación del miembro afectado y compresión con vendaje. El vendaje disminuye la formación de edema, pero al limitar el movimiento normal puede obstaculizar la rehabilitación.
  • Antiinflamatorios no esteroideos sistémicos o tópicos. Los AINES son la elección apropiada para el manejo del dolor.
  • Tratamiento multidisciplinario con medicina física y rehabilitación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar