Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Cómo obtener calor fue una de las más grandes inquietudes del hombre desde los tiempos más remotos de la historia. Cómo evitar que los procesos tecnológicos que utilizan combustibles para generar calor contaminen el ambiente, constituye la más grande inquietud del hombre de fines del siglo XX e inicios del siglo XXI. Tal pareciera que el calor ha ocupado siempre un sitio muy importante en el cuadro de necesidades del ser humano: calor para combatir el frío, producir trabajo, fundir metales, mover vehículos de combustión interna, hervir el agua y destruir los microorganismos patógenos, preparar alimentos, para los procesos siderúrgicos…

La rama de la fisicoquímica que trata de los cambios térmicos asociados a las transformaciones químicas y físicas recibe el nombre de termoquímica. Su objetivo es la determinación de las cantidades de energía calórica absorbida o desprendida en los distintos procesos y el desarrollo de métodos de cálculo de dichos reajustes, sin recurrir a la experimentación.

La unidad de calor es la caloría, la cual se define como la cantidad de calor necesaria para elevar en 1°C (entre 14,5°C y 15,5°C) la temperatura de un gramo de agua.

Calor de reacción:

Para determinar directamente la variación de calor involucrado en una reacción química se usa el calorímetro, aparato que consiste en un recipiente aislado lleno de agua, en la cual se sumerge la cámara de reacción.

Cuando la reacción es exotérmica el calor producido se transfiere al agua y se puede determinar con precisión mediante la lectura de un termómetro sumergido en ella.

Cuando la reacción es exotérmica calor producido se transfiere al agua y se puede determinar con precisión mediante la lectura de un termómetro sumergido en ella. Conociendo la cantidad de agua, su calor específico y la variación de temperatura, es posible calcular el calor de reacción. El calorímetro es un aparato diseñado de tal forma que absorba o proporcione todo el calor asociado a la reacción. Para tal fin será necesario conocer la cantidad de calor que absorbe o desprende cada vez que su temperatura cambia en un grado, esto es, la constante del calorímetro. Multiplicando esta constante por la variación de temperatura experimentada por el calorímetro se determina la cantidad de calor que ganó o perdió. La figura adjunta muestra el esquema general de un calorímetro.

Conoce acerca del contenido calórico: https://www.dragiinfo.com/el-contenido-calorico/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar