Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

En las calles encontramos gran cantidad de avisos o mensajes publicitarios y propagandísticos en vallas, afiches, folletos, en los medios de comunicación, en Internet, y hasta en el teléfono… En estos mensajes dirigidos al público se usa el lenguaje publicitario.

Intención del lenguaje publicitario

El lenguaje publicitario se emplea con la intención de que el público haga algo: conozca o compre algún producto o servido, colabore en campañas de interés social, acepte y defienda alguna idea, etc.

El lenguaje publicitario se basa en frases cortas, impactantes, convincentes y fáciles de recordar. Suele exagerar las cualidades o ventajas de un producto o idea, y utiliza verbos en imperativo: compre, adquiera, visite, participa, vacúnate, elige…

Además, el texto publicitario suele ir acompañado de imágenes atractivas, placenteras y sugestivas, para que el público asocie esas imágenes con un producto o idea. En la publicidad radial, a los textos se añaden melodías pegajosas o la música de canciones conocidas. El mensaje televisivo asocia texto, sonidos e imágenes en movimiento para atraer la atención del público.

A la publicidad se le critica que promueva la compra de productos innecesarios, de mala calidad o dañinos a la salud y que difunda ideas opuestas al interés colectivo. Sin embargo, la publicidad puede ser muy beneficiosa si se emplea para estos fines:

•     Promover el respeto, la comprensión, la solidaridad y la paz entre las personas.

•     Promover campañas para prevenir el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas; para prevenir enfermedades (dengue, sida, sarampión, cáncer…), para evitar la contaminación….

•     Apoyar el buen uso de los recursos naturales, la conservación del ambiente, el respeto a las leyes…

•      Informar sobre la oferta de bienes y servicios útiles, de buena calidad y buen precio.

Técnicas usadas en la publicidad y la propaganda

La publicidad y la propaganda emplean una serie de técnicas para lograr sus propósitos. Entre éstas, se encuentran:

  • Apoyo testimonial: emplea la imagen de personas o de Instituciones, ministerios públicos, etc.) para que recomienden a determinado producto o servicio; o bien, para apoyar una doctrina o un proyecto (político, cultural, etc.).
  • Vaguedades: consiste en emplear palabras que suenan bien, pero que no dicen nada concreto; pues no comunican nada que esté relacionado con lo que se promociona o divulga; por ejemplo, para qué sirve, cuáles son sus beneficios, etc.
  • Repetición: consiste en repetir frecuentemente una frase o imagen sobre un concepto o un producto. Estas repeticiones fortalecen la idea que quieren destacar y, por ello, mucha gente termina creyéndolas.
  • Deformación: consiste en presentar una verdad a medias; pues no necesariamente sucede lo que se afirma.
  • Empleo de palabras y/o imágenes emotivas: consiste en presentar palabras y/o imágenes que despiertan emociones e impulsan a tomar posiciones más afectivas que racionales frente a lo que se promociona.
  • Demostración con ejemplos seleccionados: consiste en demostrar la
  • efectividad de un producto a través de ejemplos. Esta técnica también emplea encuestas, entrevistas con supuestas “cámaras ocultas”, donde preguntan cuál es el producto que usa para determinado caso; o bien, cuál es el partido de su preferencia. Generalmente estas encuestas y entrevistas están previamente preparadas.
  • Eslogan: es una frase breve que identifica a un producto y que se fija en la memoria del público consumidor.
  • Generalización: es la presentación del producto o de la idea que promueven como el único, el mejor; sin dar posibilidad para otras alternativas.

Puedes conocer ahora los géneros narrativos en el siguiente link: https://www.dragiinfo.com/generos-narrativos/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar