Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Enlace iónico: Veamos qué sucede cuando un átomo con bajo potencial de ionización se encuentra con otro de alta afinidad electrónnica. Tomemos como ejemplo una de las sustancias de uso cotidiano en nuestra alimentación, la sal común, NaCl. El elemento sodio (Z=ll) tiene la siguiente configuración electrónica: K=2; L=8; M=l. Es de suponer que sus átomos deberán poseer una marcada tendencia a perder el último electrón, para así adquirir la configuración electrónica estable del gas inerte anterior (Neón: K = 2; L = 8), quedando con una carga positiva de exceso con respecto al número de cargas negativas, es decir, que ahora tendrá 11 protones en su núcleo y 10 electrones en la corona atómica.

Por otra parte el elemento cloro (Z= 17) posee la siguiente configuración electrónica: K-2; L=8; M=7. Sólo necesita un electrón para completar su octete y así adquirir la configuración electrónica estable del, gas inerte (Argón) quedando, al ganar un electrón, con una carga negativa de exceso con respecto al número de cargas positivas que integran su núcleo, es decir, ahora poseerá 17 protones y 18 electrones. Puesto que ambos elementos poseen tendencias diferentes, suponemos que al encontrarse se produzca una reacción que dé origen a la formación de un enlace entre ellos:

Reacción que da origen a la formación de enlaces:

Hasta ahora hemos visto cómo se transfieren los electrones del sodio al cloro, pero aún no se ha logrado explicar cómo se produce el enlace. Cuando un átomo gana o pierde electrones da lugar a la formación de iones, es decir, residuos atómicos con cargas negativas o positivas, a las cuales se ha denominado aniones y cationes, respectivamente. El átomo de sodio, al perder totalmente su último electrón, ha quedado con una carga positiva (catión); y el átomo de cloro, al ganar un electrón, ha quedado con una carga negativa (anión). Al producirse los dos iones con cargas opuestas se sienten poderosamente atraídos uno del otro mediante fuerzas electrostáticas, estableciéndose de esta forma un enlace iónico.

En resumen: «El enlace iónico es un tipo de unión química que se logra por transferencia de electrones entre átomos de bajo potencial de ionización y átomos de alta afinidad electrónica. Los átomos neutros se convierten en iones cargados eléctricamente y estos iones de cargas eléctricas opuestas se atraen mutuamente».

Cristales iónicos

Las sustancias resultantes de la transferencia de electrones entre átomos con tendencia a cederlos y átomos con tendencia a ganarlos reciben el nombre de compuestos iónicos; los cuales forman una especie de red cristalina en la que cada ión se encuentra rodeado por otros de carga opuesta, unidos por atracción electrostática. Las sustancias resultantes de estos enlaces son compuestos sólidos de altos puntos de fusión y ebullición que, cuando se les funde o se les disuelve en solventes de alta constante dieléctrica, como el agua, son buenos conductores de la electricidad; son generalmente incoloros o de colores claros, y por lo general sumamente frágiles.

Ahora que conocemos el enlace iónico procedemos a estudiar el enlace covalente: https://www.dragiinfo.com/enlaces-covalentes/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar