Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Enlaces Covalentes: ¿Cómo se explica el hecho de que existan compuestos en los cuales el tipo de unión química no pueda ser explicada por la mera transferencia de electrones entre átomos con bajo potencial de ionización y átomos de alta afinidad electrónica? Es decir, ¿cómo podemos explicar la formación de compuestos en los cuales sus átomos poseen la misma afinidad y potencial de ionización o éstas varían muy poco? Este problema fue resuelto por el fisicoquímico norteamericano Gilbert Lewis, quien propuso que los átomos no ceden ni ganan electrones, sino que comparten pares electrónicos, adquiriendo ambos su configuración electrónica estable.

Tomemos como ejemplo a la molécula diatómica de Fluor, F2. Siendo el flúor el elemento con mayor afinidad electrónica, resulta lógico suponer que, estando la molécula formada por 2 átomos de la misma afinidad, ninguno podrá arrancarle un electrón al otro; entonces, debería resultar imposible la formación del enlace. De acuerdo a la interpretación dada por Lewis sí es posible tal enlace, ya que al poseer ambos átomos la misma tendencia a capturar electrones deberán compartir un par de ellos, alcanzando ambos su configuración electrónica estable; obteniéndose de esta manera un par electrónico que es igualmente compartido, teniendo cada átomo el mismo derecho sobre él.

Enlace covalente sencillo

A este tipo de enlace se le llama enlace covalente sencillo; se presenta con mayor frecuencia entre átomos con afinidades electrónicas similares que entre atomos iguales, ya que existen muy pocas moléculas diatómicas. Por ejemplo, en la formación de la molécula de HC1, el Cl, con siete electrones de valencia, se combina con el electrón de valencia del átomo de hidrógeno para adquirir la configuración electrónica estable del gas inerte neón; el H a su vez tenía un electrón del cloro para adquirir la configuración del gas inerte helio. En conclusión, se tiene un enlace covalente simple o sencillo cuando dos átomos comparten un par de electrones.

En las moléculas formadas por átomos diferentes, además de los enlaces covalentes sencillos o normales se pueden presentar otras formas de enlaces covalentes. Así por ejemplo, se pueden presentar casos en los cuales se compartan 2 ó 3 pares de electrones, los cuales reciben los nombres de enlaces covalentes dobles y triples, respectivamente . Si el enlace es covalente doble, cada uno de los átomos deberá aportar 2 electrones, compartiéndose 4 en total; si el enlace es triple, cada átomo deberá aportar 3 electrones, compartiéndose 6 en total.

Tal como se hizo para el fluor representaremos las moléculas de H2CO3 y HCN.

a) Los números atómicos de los tres elementos que integran el ácido carbónico son:

H → Z=1
C → Z=6
O → Z=8

y sus configuraciones electrónicas son:

H → K=1
C→ K=2; L=4
O → K=2; L=6

Para evitar confusiones le asignaremos diferentes símbolos a los electrones del último nivel de cada uno de los elementos. Haciendo uso de la representación «punto electrón» de Lewis resulta la estructura electrónica de la derecha; la cual se puede representar también de la manera indicada a continuación de ella. El hidrógeno sólo está rodeado por 2 electrones, debido a que la configuración electrónica del gas inerte inmediatamente superior a él es el helio (Z=2).

Cristales Covalentes

En este tipo de cristales las unidades que ocupan los nudos del retículo cristalino son los átomos, los cuales comparten pares de electrones con otros átomos próximos. Un ejemplo típico de este tipo de cristal lo representa el diamante, que es la sustancia más dura de todas las sustancias naturales existentes y en el cual cada átomo de carbono está rodeado por otros 4 átomos dispuestos en los vértices de un tetraedro, los cuales a su vez se encuentran enlazados tetraèdricamente a otros cuatro átomos, dando por resultado una gigantesca estructura entrelazada. Son propiedades características de este tipo de cristales el presentar enlaces covalentes sumamente intensos, los cuales le confieren una extremada dureza. Todas las sustancias covalentes presentan altos puntos de fusión, no conducen la electricidad y son insolubles en la inmensa mayoría de los disolventes que existen.

Ahora que conocemos los enlaces covalentes, procederemos a estudiar la polaridad de los enlaces: https://www.dragiinfo.com/polaridad-de-los-enlaces-quimicos/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar