Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

El Esqueleto Apendicular. La distinción fundamental estriba en una diferenciación geográfica y de enorme importancia funcional: miembros superiores (dónde se encuentra el hueso cúbito) y miembros inferiores. El miembro superior se une al tronco por medio de unos huesos, escápula (u omoplato) y clavícula, que hemos dado en llamar cintura escapular.

El Esqueleto Apendicular. La distinción fundamental estriba en una diferenciación geográfica y de enorme importancia funcional: miembros superiores (dónde se encuentra el hueso cúbito) y miembros inferiores. El miembro superior se une al tronco por medio de unos huesos, escápula (u omoplato) y clavícula, que hemos dado en llamar cintura escapular.

Está unido de forma que pende de sus articulaciones, ya que su función no es de sustentación sino de aprehensión y equilibrio. El miembro inferior está dedicado fundamentalmente a la sustentación y a la marcha, y por ello su articulación no es colgante sino de encaje. Lo importante para este miembro, al contrario que para el superior, es la solidez, la estabilidad. Aquí trataremos exclusivamente el miembro superior propiamente dicho.

De especial importancia es la facilidad, precisión y amplitud de sus movimientos. Por ello, la cintura escapular puede equipararse a una grúa giratoria cuyo brazo es el miembro superior.

En virtud de lo dicho, diferenciaremos en él un aparato troncoescapular y la extremidad superior libre, o miembro superior propiamente dicho

Huesos del miembro superior del Esqueleto Apendicular

Los huesos del miembro superior del esqueleto apendicular. Por lo dicho, para la descripción detallada de los huesos del miembro superior, debemos empezar por la cintura escapular, que es lo que conocemos normalmente como hombre, y está constituido por dos huesos, la clavícula y el omoplato o escápula. También se le llama aparato troncoescapular.

  • La clavícula es un hueso largo, par, lateral, aplanado, en forma de S dispuesta horizontalmente, y con curvas poco acusadas que se interpone transversalmente como un arco que apoya su extremidad interna del mando del esternón y la externa en la escápula.
  • El omoplato es un hueso ancho, triangular; su cara anterior, lisa, se adosa a la parte posterior y superior del tórax (de cuyo esqueleto se halla separado por planos musculares).

Acontinuación, trataremos de los huesos propios del miembro superior. Se distinguen los siguientes: brazo, antebrazo y mano.

  • El esqueleto del brazo está formado por un solo hueso que se llama húmero.
  • En el antebrazo hay el hueso cúbito (interno) y el hueso radio (externo). Son huesos largos, colocados paralelamente y articulados por arriba con el húmero, y también entre sí.
  • La mano está formada por tres grupós de huesos: carpo, metacarpo y dedos.
    • El carpo lo componen ocho huesecillos agrupados en dos filas; tienen formas irregulares, pero en dos filas; tienen formas irregulares, pero en todos se advierten seirs caras. Una de ellas corresponde al dorso, otra a la palma de la mano y las restantes sirven para articularse entre sí. La fila superior comprende escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme. Los dos primeros se articulan con el radio y forman la articulación de la muñeca. En la fila inferior, hay el trapecio, trapezoide, hueso grande y hueso ganchoso, que se articulan por arriba con los del metacarpo.
    • El metacarpo forma el esqueleto de la palma de la mano y está constituido por cinco huesos largos que se disponen como el varillaje de un abanico abierto; se designan simplemente con los nombres de primero, segundo, tercero, cuarto y quinto metarcarpios.
      El primero, que corresponde al pulgar, se articula con el trapecio; los demás lo hace con los restantes huesos de la segunda fila del carpo y también entre sí.
    • Los dedos son los apéndices más móvibles de la mano, y siguen la dirección de los metacarpianos. Se designan con los nombres del pulgar, índice, medio, pulgar y meñique. El esqueleto de cada dedo está formado por tres huesos (exceptio el pulgar, que sólo tiene dos), que de arriba abajo se llaman falange, falangina y falangeta, articulados entre sí. La extremidad superior de cada falange se articula con el correspondiente metacarpiano; la extremidad inferior de la falangeta está contorneada por un reborde en forma de herradura.

Huesos del miembro inferior del Esqueleto Apendicular

Los huesos del inferior superior del esqueleto apendicular. Al estudiar los huesos del miembro inferior distinguimos en él, como unidades funcionales, entre muslo, pierna y pie. En el muslo hay un solo hueso, el fémur, que es largo, asimétrico y está colocado siguiendo una dirección oblicua, es decir que, en un esqueleto montado, los dos fémures aproximan sus extremidades inferiores. La superior representa una cabeza esférica, (cabeza del fémur) que se articula con el hueso iliaco y que se une al cuerpo del fémur por u corto y oblicuo tallo óseo (cuello del fémur).

Como en el antebrazo, dos huesos forman el esqueleto de la pierna: la tibia y el peroné, a los que hay que añadir la rótula.

Al igual que la mano, también el pie está formado por tres grupos de huesos: tarso, metatarso y huesos de los dedos.

  • El tarso lo componen siete huesos cortos muy irregulares, dispuestos en dos filas. El astrágalo y el cálcano forman la primera fila. El escafoides, el cuboides y las tres cuñas, la segunda fila.
  • El metatarso consta de cinco huesos largos, cuya extremidad posterior se articula con alguno de los huesos del tarso (cuñas o cuboides). La extremidad anterior lo hace con la extremidad posterior del primer hueso que forma el esqueleto de cada dedo.
  • Los dedos, primero, segundo, tercero cuarto y quinto, están constituidos por: falange, falangina y falangeta, excepto el dedo grueso, que sólo tiene la primera y la última.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar