Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Existen diversos factores que afectan el equilibrio químico. En todo cambio químico reversible los sistemas tienden a alcanzar la condición de máxima estabilidad, es decir, el equilibrio. Variando adecuadamente las condiciones de concentración, temperatura o presión es posible alterar la concentración en el equilibrio, logrando desplazarlo en uno de los dos sentidos en que actúan las dos tendencias opuestas que lo hacen posible.

Variación de la concentración:

En el equilibrio las concentraciones de los diversos reactivos y productos se encuentran en una relación fija y definida. Si , en una reacción química se alteran las proporciones de los reactivos, la velocidad de la reacción química que dará como resultados nuevos productos y, como la velocidad no es igual a la velocidad de la reacción inversa, el sistema buscará equilibrarse desplazándose a la derecha hasta alcanzar el equilibrio.

Consideremos la siguiente reacción reversible:

FeCl3 + 3KSCN ↔ Fe(SCN)3 + 3KCl

Si se añade más sulfocianuro de potasio al sistema, la velocidad de la reacción directa aumentará y el equilibrio se desplazará hacia la derecha, es decir, hacia la formación de sulfocianuro férrico, lo cual se pone de manifiesto por un aumento en la intensidad del color rojo que indica que el sulfocianuro de potasio ha reaccionado con el cloruro férrico, produciendo más sulfocianuro férrico, contrarrestando de esta manera el cambio impuesto en el sistema.

Variación de la temperatura

La influencia de la temperatura sobre el equilibrio fue establecida por el químico holandés Jacobo Van’t Hoff, a finales del siglo XIX.

Pór ejemplo, la descomposición del tetraóxido de dini­trógeno es una reacción endotérmica:

N2O4 + Calor → 2NO2

La reacción directa es endotérmica por lo que absorve el calor y, por lo tanto, lo aumentamos la temperatura el equilibrio se desplaza a la derecha, o hacia el producto NO2. De igual manera, una disminución de la temperatura trae como consecuencia que el equilibrio se desplaze hacia la iz­quierda, es decir, hacia la producción de N2O4.

En general, en las reacciones «endotérmicas» un aumento de la temperatura determina que el equilibrio se desplaze hacia la formación de los productos, y en las «exotérmicas» trae como consecuen­cia que se desplace hacia la formación de los reaccionantes.

Para predecir cualitativamente el efecto de la variación de la temperatura sobre un sistema en equilibrio se hace uso del principio de Le Chatelier Braun.

Cuando una reacción es endotérmica la adición de calor la favorece y la reacción tendrá lugar más fácilmente a temperaturas elevadas. Si es exotérmica debemos esperar que el aumento de calor tienda a inhibirla, y de aquí que a altas temperaturas tiende a proceder en sentido inverso.

Variación de la presión

El rendimiento de los productos de una reacción reversible aumenta al aumentar la presión. Con­sideremos la siguiente reacción gaseosa:

2NO2 ↔ N2O4

Nótese que 2 mol de dióxido de nitrógeno se combinan para formar l mol de tetraóxido de dinitrógeno, es decir, 2 mol de reactivo nos dan l mol de producto. Si se aumenta la presión del sistema a temperatura constante podremos apreciar que la intensidad del color café va disminuyendo hasta que el gas se hace completamente incoloro. Esto ocurre porque al aumentar la presión que actúa sobre el sistema en equilibrio las moléculas de N02 se sienten forzadas a ocupar un volumen menor que el que ocupaban en el estado de equilibrio inicial y, en consecuencia, aumenta la concentración de las moléculas de NO2, las cuales se combinan para formar el gas N2O4 que ocupa menor volumen. En este caso un aumento de la presión trae como consecuencia que el equilibrio se desplace hacia la derecha, es decir, hacia la formación del gas que ocupa menor volumen, contrarrestando así el cambio impuesto en el sistema. En caso contrario, es decir, que se disminuya la presión, aumentaría el volumen y el equilibrio se desplazaría hacia la formación de las moléculas que ocupan mayor volumen que es, en este caso, el gas NO2.

Catalizadores

La presencia de un catalizador en un sistema no modifica el equilibrio, simplemente lo que hace es disminuir la energía de activación, tanto para la reacción directa como la inversa, lográndose de esta forma alcanzar el equilibrio mas rápidamente. En otras palabras, los catalizadores no ejercen ningún efecto sobre las concentraciones de las sustancias que intervienen en el equilibrio ni en el resultado neto de la reacción y, por lo tanto, el equilibrio no se desplazará en ningún sentido, es decir, un catalizador no aumenta el rendimiento de los productos.

Teorías de ácido Base : https://www.dragiinfo.com/teorias-acido-base/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar