Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Los alimentos, en el proceso digestivo, son transformados en sustancias más simples. Estas sustancias son absorbidas por las vellosidades intestinales y transportadas a cada célula de nuestro cuerpo, a través de un fluido circulante denominado sangre.

El movimiento de la sangre por todo el cuerpo para nutrir el organismo es lo que se llama circulación.

La sangre

La sangre es un líquido de color rojo, viscoso y de sabor salado, compuesto del plasma, los glóbulos y las plaquetas.

• El plasma es la parte líquida de la sangre y contiene agua, albúmina, fibrina, materias grasas, cloruro, fosfato de sodio, oxígeno, nitrógeno y
gas carbónico.

•     Los glóbulos son de dos clases: rojos y blancos.

  1. Los glóbulos rojos o hematíes son células sin núcleo en forma de disco. Los hematíes contienen un pigmento compuesto de hierro (grupo Hem) y proteína (globina), llamado hemoglobina, que interviene en el transporte de oxígeno y gas carbónico entre el aparato respiratorio y las células de todo el organismo. Los glóbulos rojos se originan en el hígado, en el bazo y en la médula roja de los huesos.
  2. Los glóbulos blancos o leucocitos son células que poseen una membrana y varían considerablemente de tamaño y forma. La función de los leucocitos es la defensa del cuerpo contra agentes extraños que invaden a nuestro organismo. Los leucocitos se originan en diversas partes del organismo: médula roja de los huesos, ganglios linfáticos, amígdalas, bazo y timo.

•     Las plaquetas o trombocitos son fragmentos de células de forma irregular.

Los trombocitos contribuyen a la coagulación de la sangre, es decir, forman los coágulos que sirven para taponar las heridas evitando así las hemorragias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar