Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

La termorregulación. La vida existe sólo dentro de unos límites de temperatura muy estrechos. Los límites superiores e inferiores de esta escala están impuestos por la naturaleza de las reacciones bioquímicas, las cuales son extremadamente sensibles a los cambios de temperatura. Las reacciones bioquímicas tienen lugar casi exclusivamente en elm agua, principal constituyente de los seres vivos; las características ligeramente saladas del agua de los tejidos vivos, hace que se congele a 1° Centígrados ó 2° Centígrados. Las moléculas que no están inmovilizadas en los cristales de hielo se encuentran en concentración tan alta que sus interacciones normales están totalmente desarticuladas. A medida que la temperatura sube, aumenta el movimiento de las moléculas y el ritmo de las reacciones enzimáticas se incrementa rápidamente.

La termorregulación. La vida existe sólo dentro de unos límites de temperatura muy estrechos. Los límites superiores e inferiores de esta escala están impuestos por la naturaleza de las reacciones bioquímicas, las cuales son extremadamente sensibles a los cambios de temperatura. Las reacciones bioquímicas tienen lugar casi exclusivamente en elm agua, principal constituyente de los seres vivos; las características ligeramente saladas del agua de los tejidos vivos, hace que se congele a 1° Centígrados ó 2° Centígrados. Las moléculas que no están inmovilizadas en los cristales de hielo se encuentran en concentración tan alta que sus interacciones normales están totalmente desarticuladas. A medida que la temperatura sube, aumenta el movimiento de las moléculas y el ritmo de las reacciones enzimáticas se incrementa rápidamente.

La temperatura superior límite ara la vida está aparentemente fijada por el punto en que los puentes de hidrógeno, que mantienen a las proteínas en su estructura tridimensional funcional, comienzan a romperse. Este proceso recibe el nombre de desnaturalización. Una vez ocurrida la desnaturalización, las enzimas y otras proteínas cuya función depende de tener una forma característica, no son capaces de llevar a cabo sus funciones enzimáticas.

Como consecuencia de esta restricción a una banda muy estrecha de temperatura, los animales o bien deben encontrar un ambiente externo cuyas temperaturas oscilen desde unos 45° hasta exactamente por encima del punto de congelación, o bien deben formar su propio ambiente. (Una excepción interesante son ciertas algas que, por razones todavía desconocidas pueden prosperar a 70° Centígrados u 80° Centígrados. Exceptuamos aquí las formas resistentes de bacterias (esporas) que pueden soportar temperaturas superiores a 100° Centígrados. Esta regulación de la temperatura interna es un ejemplo de homeostasis. La termorregulación.

Temperatura y Metabolismo

La respiración celular es un proceso muy eficiente para captar la energía producida por la oxidación de los hidratos de carbono, grasas y proteínas y convertirla en los uniones fosfato de alta enerfía del ATP. Sin embargo, este proceso aún deja escapar del 40% al 60% de la energía de oxidación, la mayor parte de la cual aparece como calor. La termorregulación.

La termorregulación. La mayoría de los animales y todas las plantas desipan esta energía térmica en el ambiente, perdiendo así alrededor de la mitad de la energía presente en los nutrientes.

Los animales en que esto ocurre son los llamados comunmente de sangre fría. Un término más correcto es el de poiquilotermos, o sea, de temperatura variable, ya que en realidad, su temperatura corporal está determinada por la del medio, siendo aproximadamente igual a ella cuando están en reposo, sobre todo si su medio es el agua.

El metabolismo

El metabolismo de un organismo está en relación muy estrecha con su temperatura y dentro del estrecho margen de variación tolerable para un organismo o activo, aumenta y disminuye en forma muy regular con los aumentos y disminuciones de la temperatura. La relación entre el nivel metabólico y la temperatura se expresa a menudo por medio del factor llamado Q10, que es metabólico para 10° Centígrados de aumento de temperatura. La termorregulación.

La termorregulación. La vida existe sólo dentro de unos límites de temperatura muy estrechos. Los límites superiores e inferiores de esta escala están impuestos por la naturaleza de las reacciones bioquímicas, las cuales son extremadamente sensibles a los cambios de temperatura. Las reacciones bioquímicas tienen lugar casi exclusivamente en elm agua, principal constituyente de los seres vivos; las características ligeramente saladas del agua de los tejidos vivos, hace que se congele a 1° Centígrados ó 2° Centígrados. Las moléculas que no están inmovilizadas en los cristales de hielo se encuentran en concentración tan alta que sus interacciones normales están totalmente desarticuladas. A medida que la temperatura sube, aumenta el movimiento de las moléculas y el ritmo de las reacciones enzimáticas se incrementa rápidamente.

Así, si el nivel metabólico se duplica por cada 10° Centígrados de aumento de la temperatura, el Q10 será igual a 2; y si en cambio se triplica, será igual a 3. Es muy frecuente que el valor del Q10 sea próximo a 2.

¿Qué ocurrirá entonces con el metabolismo de un animal cuyo Q10 sea de 2? Si el nivel de metabolismo de ese es de X a 0° C, será de 2X a 10° C y como se duplicará por cada 10° C sucesivos de aumento, será 4X a 20° C, 8X a 30° C. Como puede preveerse de estas consideraciones, la actividad de los poiquilotermos, se ve afectada en forma muy pronunciada por los cambios de temperatura del medio y sólo toleran cambios pequeños de ella. Cuando la temperatura aumenta se vuelvan másd activos mientras que al descender, entran en estado letárgico. Estos animales están, por esto, a merced de los cambios de temperatura y éste es uno de los factores que limita sus hábitat. La termorregulación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar