Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Los reinos aqueos. Esta civilización llegó a su término a comienzos del siglo XII a. de C., época en la que tuvieron lugar destrucciones e incendios que afectaron a toda la cuenca oriental del Mediterráneo. Desapareció el imperio hitita en Anatolia, Egipto fue atacado desde el mar y muchos centros de la costa sirio-fenicia fueron pasto de las llamas.

Incendios y destrucción.

Los reinos aqueos fueron una víctima de este conjunto de destrucciones. Algunos emplazamientos sufrieron incendios a mediados del siglo XIII a. de C. Como las casas exteriores de la ciudadela de Micenas o el palacio de Pilos. En torno al 1200 a. de C. se produjo una oleada más amplia: Numerosas fortalezas fueron destruidas y otras fueron abandonadas. Hubo lugares que no sufrieron daño alguno, aunque sí a lo largo del siglo XII a. de C.

La hipótesis más habitual de esta destrucción ha sido la de una invasión exterior. Los dorios eran los mejores candidatos, a causa de su ocupación posterior, y de la tradición al retorno de los descendientes del héroe griego: Heracles a Peloponeso. Pero no hay ninguna huella arqueológica que identifique a estos pretendidos invasores. Asimismo, una horda de invasores pudiera derrotar completamente a unos reinos tan organizados.

La teoría de la invasión exterior se ha centrado en el conjunto de pueblos que las fuentes egipcias denominan Pueblos del Mar. Responsables de algunas de las destrucciones de la costa sirio-fenicia. También, de dos ataques a Egipto se ha pensado que pudieron haber intervenido en las destrucciones de la cuenca egea y el continente griego. Sin embargo, el grueso de sus acciones tuvo lugar en la zona anatólica y en la costa levantina, desde la que alcanzaron Egipto. Además, no es muy probable que una coalición de esta clase fuese la responsable de las destrucciones aqueas.

Los reinos aqueos fueron una víctima de este conjunto de destrucciones. Algunos emplazamientos sufrieron incendios a mediados del siglo XIII a. de C. Como las casas exteriores de la ciudadela de Micenas o el palacio de Pilos. En torno al 1200 a. de C. se produjo una oleada más amplia: Numerosas fortalezas fueron destruidas y otras fueron abandonadas. Hubo lugares que no sufrieron daño alguno, aunque sí a lo largo del siglo XII a. de C.
Tallados en madera de aqueos y troyanos

Catástrofes naturales en los reinos aqueos.

Los arqueólogos han sugerido también las posibilidades de una catástrofe de carácter natural. Como una prolongada sequía, y de la existencia de disturbios internos en forma de guerras civiles o rebeliones.

Hoy se enfoca la cuestión desde un punto de vista global que contempla las diferentes propuestas en una forma coordinada y complementaria. Pues una civilización como la aquea dependía para su conservación de una serie de factores como: La agricultura, la metalurgia, la artesanía, el comercio, las comunicaciones, el nivel de población y el conjunto de creencias religiosas y valores sociales.

La buena marcha del sistema exigía una armonía interna entre todos ellos y su adecuación a las condiciones del medio ambiente. Un desastre natural crearía las condiciones adecuadas para el estallido de la violencia en el interior como en el exterior. Un militarismo creciente como el de comienzos del siglo XII a. de C. Redundaría en un descenso de la mano de obra agraria y esto, a su vez, provocaría un descenso de la productividad. Probablemente el final no fue sino la consecuencia de la dislocación de un sistema socioeconómico que mantenía como fundamento un delicado equilibrio entre numerosos factores muy difíciles de controlar en un mundo de recursos limitados y con una naturaleza imprevisible.

https://www.dragiinfo.com/los-aqueos-expansion-economica-y-territorial-del-reino/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar