Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

El descenso de la presión de vapor del solvente ocurre cuando: Un soluto disuelto hace descender la presión de vapor del líquido solvente en que se encuentra.

Al comparar la presión de vapor de un solvente volátil a una determinada temperatura, con la de una solución de un soluto no volátil en el mismo solvente, observamos que la presión de vapor del solvente puro es mayor que la de la solución, debido a que las moléculas del solvente puro pueden abandonar la superficie del líquido por cualquier lugar, mientras que, en el caso de la solución, las moléculas del solvente chocan con las moléculas del soluto, evitando que éstas escapen.

Cuanto mayor sea la cantidad de soluto no volátil presente en la solución, mayor será el número de choques que interfieren, menor el número de moléculas que escapan a la fase gaseosa y mayor será también el descenso en la presión de vapor, es decir, como la presión de vapor de un líquido se debe al número de moléculas que escapan, y la adición de un soluto no volátil hace que escapen menos, la presión de vapor de la solución será siempre menor que la del solvente puro, esto es, disminuirá. Esta disminución se mide por la Ley de Raoult.

Presión del Vapor del Solvente:

Si designamos por Xi a la fracción molar del solvente, X2 la fracción molar del soluto, P° la presión de vapor del solvente puro y P la del vapor del solvente sobre una solución dada, resulta entonces que la presión de vapor de la solución, según la ley de Raoult, viene dada por

P = P · Xi

  • y como Xi en una solución es siempre menor que la unidad, P debe ser menor que
  • En una solución la suma de las fracciones molares de soluto y de solvente es: Xi + X2 = 1
  • Despejando la fracción molar del solvente resulta: Xi = 1 – X2
  • Eso significa que Xi < 1, luego, la presión de vapor de la solución será siempre: P < P°

Como podemos observar, la presión de vapor de la solución es menor que la presión de vapor del solvente puro, ya que la fracción molar del componente volátil (solvente) tendrá siempre un valor menor que uno. Indudablemente que mientras mayor sea la cantidad de soluto, menores serán la fracción molar del solvente y la presión de vapor de la solución. En consecuencia, la solución de un soluto en un solvente hace descender la presión de vapor de este último respecto a la del solvente puro.

De acuerdo con la ecuación, la dis­minución de la presión de vapor del solvente depende, tanto de su presión como de la frac­ción molar del soluto. En otras palabras, es función de la naturaleza del solvente y de la concentración del soluto, pero no de la natu­raleza del soluto

Ley de Raoult:

Ley de Raoult Cuando se agrega un soluto no volátil y no elec­trolito, se produce un descenso (ΔP) en la presión de vapor del solvente, que es directamente propor­cional al número de moles de soluto presentes en la solución. La magnitud de este descenso es:

ΔP = P · – P = P · – P°Xi =P · (1-X2) =P · X2.

La presión de vapor de una so­lución de un sólido en un líquido volátil es igual al producto de la presión de vapor del solvente puro por la fracción molar del solvente.

Ahora que conocemos El Descenso de la presión del vapor del solvente, procederemos a estudiar otra propiedad coligativa: El Ascenso del punto de ebullición de la solución.

El Ascenso del punto de ebullición de la solución: https://www.dragiinfo.com/propiedades-coligativas-ascenso-del-punto-de-ebullicion-de-la-solucion/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar