Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

La teoría ética de Aristóteles nos dice que la felicidad no depende sólo del hombre, sino también de la justicia de “las leyes políticas” y de la virtud (Areté) “el bien común”.

Para Aristóteles el hombre se consta de “Praxis”, es decir, de actividad; por lo que estas son
manifestadas por el hombre para lograr un objetivo (bien sea, material o espiritual: comprar un
carro, estudiar la carrera que le gusta, tener prestigio, etc.); sin embargo, estos objetivos no
pueden ser logrado por sí solos, se necesitan de medios (decisiones libres), los cuales ayudan al
hombre a llegar a su objetivo (ejemplo: el hombre reúne dinero para comprarse su carro, el
hombre estudia para tener un título). En este caso: reunir y estudiar, son unos medios; pero en
algún tiempo fueron objetivos. Es decir, el hombre antes de reunir dinero, quería conseguir
trabajo para así poder ahorrar y lograr otro objetivo; el hombre leía libros, se interesó en algún
tema y su objetivo era estudiarlo. En conclusión: el hombre utiliza “la actividad” para lograr un
objetivo, pero ¿hasta qué punto puede concluir dicho objetivo?

Según Aristóteles estamos en una constante búsqueda de la felicidad (Eudemia), y ese
es nuestro Fin Último. Cuando ya tenemos esa felicidad, queremos mantenerla. Entonces
nuestro constante cambios de objetivos, son para lograr nuestro fin último.

Cometer actos ilegales, pero que te hagan feliz ¿es ético? Según la Ética Aristotélica:
y no. Sí, porque la teoría de Aristóteles se basa en la Felicidad del hombre; El psiquiatra es ético,
ya que sigue su instinto moral. Pero no, porque la felicidad no depende sólo del hombre, sino
también de la justicia de “las leyes políticas” y de la virtud (Areté) “el bien común”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar