Dragiinfo

Hemos decidido crecer en tu mente…

Aunque el tratamiento médico de la endometriosis tiene éxito en el alivio del dolor y de los síntomas, en ningún estudio controlado se ha demostrado su eficacia en la resolución de la infertilidad. Sin embargo, la tecnología de reproducción asistida (TRA) es una esperanza para aquellas pacientes con endometriosis que se han sometido a un tratamiento médico o quirúrgico, o ambos. Las técnicas utilizadas son las siguientes:

•  hiperestimulación ovárica controlada (HOC)

•  inseminación intrauterina (IIU)

•  fertilización in vitro (FIV)

•  transferencia de gametos en la trompa de Falopio (TGTF)

•  inyección intracitoplásmica de esperma (ICSI)

HOC e IIU

En varios estudios se ha demostrado la eficacia de la HOC y de la IIU. Las
ventajas son sustanciales, y son las siguientes:

•  aumento del número de ovocitos disponibles para la fertilización

•  niveles mayores de esteroides gonadales en las fases folicular y lútea

•  aumento del número de esperma presente en el lugar de la fertilización

•  mayor probabilidad de interacción de gametos entre los ovocitos y el esperma

La tasa aceptada de fecundidad en parejas normales es del 20%. En las
parejas con endometriosis o infertilidad inexplicada, la tasa varía del 1 al
3% dependiendo de la edad del componente masculino de la pareja, de si
se había logrado previamente un embarazo y de la duración de la inferti-
lidad. Haney y cois, han demostrado que la HOC y la IIU consiguen una
tasa de fecundidad en el ciclo que se acerca a lo normal en mujeres con
endometriosis (Tabla 7.1), excepto en los casos de endometriosis severa.

Resultados de los estudios

• MGh (gonadotropina de la menopausia humana) e IIU frente a MGh y
relaciones sexuales: la MFR (tasa de fecundidad mensual) en el grupo
IIU fue del 13% frente al 7% en el caso de las relaciones.

•  Ciclos de HOC e IIU frente a tratamiento expectante: la MFR en el
grupo HOC e IIU fue del 15%, mientras que en el grupo expectante fue
del 5%; las tasas acumuladas de embarazo fueron del 37 y del 24% res-
pectivamente.

•  Superovulación-inseminación intrauterina (SO-IIU): la tasa de embarazos
clínicos fue del 20,5%; el 96% de los embarazos se produjo en los dos
primeros ciclos.

•  Las pacientes posquirúrgicas de un grupo de tratamiento con MGh-IIU
alcanzaron una tasa de fecundidad constante hasta después de los 40
años de edad.

A los 12 meses después de la cirugía, el 57% de las mujeres menores de 35 años y el 33% de las mayores de 35 años habían concebido. A los 24 meses el 77% de las pacientes menores de 35 años había concebido, frente al 39% de las mayores de 35. Cuando el tratamiento con MGh-IIU se inició seis meses después de la cirugía en mujeres mayores de 35 años, el 81% consiguió un embarazo en los 16 meses siguientes a la cirugía.

Por el contrario, cuando el tratamiento con MGh-IIU comenzó 12 meses después de la cirugía en mujeres menores de 35, el 88% consiguió el embarazo frente al 77% de las mujeres no tratadas con MGh-IIU.

Podemos concluir que el uso de MGh-IIU mejora la infertilidad asocia-
da a endometriosis, teniendo en cuenta la cirugía, la edad y el estadio de la enfermedad. Las mujeres mayores 35 años de edad y las que tienen enfermedad moderada y severa son las que parecen obtener mayores ventajas del tratamiento con MGh-IIU poco después de la cirugía. La superovulación es un tratamiento eficaz en pacientes con endometriosis que tienen trompas de Falopio permeables.

FIV

La fertilización in vitro es un tratamiento eficaz en la infertilidad asociada a la endometriosis. El momento de la realización de la FIV depende de la edad de la mujer; de la duración de la infertilidad y de la presencia o ausencia de otras causas de infertilidad.

Según los resultados que se presenten en esta sección, la FIV consigue una tasa de embarazo más alta que la repetición de la cirugía en las mujeres con endometriosis que no pudieron concebir después de la cirugía. El uso de un agonista de la GnRH en un protocolo largo de estimulación ovárica conduce a la tasa más alta de embarazos.
La presencia de endometriomas aumenta significativamente el riesgo de
infección.

Resultados de la FIV en mujeres con endometriosis frente a otras cau-
sas de infertilidad. Aunque según los estudios iniciales la fertilización estaba disminuida en mujeres con endometriosis frente a la infertilidad tubárica o inexplicada, en los estudios de mayor tamaño realizados posteriormente se demostraron unas tasas de fertilización comparables.

Los resultados recientes publicados por la HEFA (Human Fertilization and Embryology Authority) en el Reino Unido, el Registro Nacional Francés y la SART (US Society of Reproductive Technology). no han podido demostrar una diferencia significativa entre la FIV y la transferencia de embriones para lograr el embarazo en pacientes con endometriosis y en otras indicaciones asociadas a infertilidad.

Por otro lado, Barnhart y cois, demostraron en su reciente metaanálisis
sobre el efecto de la endometriosis en la FIV que la presencia de la primera afecta negativamente a todos los aspectos de la segunda. También se llegó a un punto muy importante: el análisis de la SART no se había ajustado según los factores de confusión, pero sí el metaanálisis. Al controlar los factores de confusión se reforzaron las asociaciones negativas en el metaanálisis, excepto la tasa de implantación, que se mantuvo sin cambios.

Ahora procedemos a estudiar la Respuesta ovárica después de una cirugía ovárica mediante laparoscopia antes de la FTV: https://www.dragiinfo.com/respuesta-ovarica-despues-de-una-cirugia-ovarica-mediante-laparos-copia-antes-de-la-ftv/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar